ReViBe, abril 2020, Octava de Pascua

MISTERIO

Cristo quiso que su resurrección fuera nuestra resurrección. Para ello la dotó de un elemento de perennidad, de actualidad indestructible. Es el corazón del misterio. Adentrémonos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *