Reflexión

                                                                            

En verdad os digo que la vida es oscuridad

cuando no hay actividad alguna

y que toda actividad es ciega

cuando no hay conocimiento.

 Que todo conocimiento es vano cuando no hay trabajo

y todo trabajo es vano cuando no hay amor.

 Porque cuando trabajáis con amor estáis en armonía

con vosotros mismos, y con los demás, y con Dios.

 Y ¿qué es trabajar con amor?

Es infundir en todas las cosas que creáis

el aliento de vuestro espíritu.

El trabajo es amor hecho presencia.

Y si no podéis trabajar con amor

mejor es que dejéis vuestra tarea

y os sentéis a la puerta del templo

para pedir limosna a quienes trabajan con gozo.

 

(Del libro del Profeta Khalil Gibrain)