Nueva ficha para el seguimiento práctico de los grupos REVIBE, diciembre de 2016.

Bienvenidos, amigos en la fe, al tiempo de Adviento. Comenzamos orando juntos con el Salmo 71:

“Él juzgará a tu pueblo con justicia; a los humildes, con rectitud.

Que en sus días florezca la justicia y abunde la paz mientras dure la luna.

Que domine de mar a mar, desde el gran río al confín de la tierra.

Pues él salvará al desvalido que clama, al humilde a quien nadie ayuda.

Se apiadará del oprimido y del pobre, a los desvalidos salvará la vida”

Proclamaos la palabra de Dios (categoría: Evangelio y su comentario de centroberit.net) y nos dejamos mirar y convertir por Cristo:

“Convertíos, porque ya está cerca el Reino de los Cielos”…”Preparad el camino al Señor” ¿A qué nos invita hoy este pasaje del Evangelio?

Tema: Escrutinio del amor propio (En la categoría Revisión de vida de centroberit.net)

Para convertirnos en cristianos centrados en el ser más que en el tener y verdaderamente libres, es necesario saber valorar la esperanza básica, recuperar la existencia como horizonte y sentido, y en definitiva, creer en el amor de Dios.

Para tomar conciencia de las posibilidades de cambio en el mejor seguimiento a Cristo, desde el corazón del Evangelio, compartimos estas cuestiones:

Juan Bautista, como predicador, viene a despertar conciencias y a preparar corazones por ello hay que dar ya  el paso definitivo para acoger la buena noticia de la cercanía de Dios: ¿Reconozco que amar a Dios y enriquecer a los demás depende de mi crecimiento interno y de mi madurez humana? ¿He llegado a comprender el afán de poder como signo de indigencia, y el amor humilde como signo de riqueza y exuberancia interior? ¿Pienso con autenticidad y objetividad?

El Bautista invita a desterrar todo tipo de hipocresía: ¿Digo lo que pienso? ¿Hago lo que digo? ¿Dependo en exceso del juicio de los demás, necesito apoyarme siempre en las opiniones y decisiones ajenas, en lugar de desarrollar las propias? ¿Me puede el miedo a manifestarme tal como soy, e incurro en la conducta inauténtica y poco natural?

Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel, mantengámonos hoy  en vela: ¿Me preocupan las consecuencias de mis omisiones? ¿Mi libertad interior favorece mi capacidad de comprensión y simpatía? ¿Soy persona de armonía interior?

Nos despedimos: “Que su fama dure por siempre, que perdure por siempre bajo el sol;que en su nombre se bendiga, que todas las naciones lo elogien”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *