Nueva ficha de seguimiento de los grupos REVIBE Noviembre de 2018: “La nueva ley es el amor”

LA NUEVA LEY ES EL AMOR

Nueva ficha para el seguimiento práctico de los grupos REVIBE, Noviembre 2018

    Bienvenidos a nuestro nuevo encuentro de amistad y de fe. Comenzamos orando juntos el Salmo 18:

“Yo te amo, Señor, mi fuerza.

Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.

Mi Dios, el peñasco en que me refugio,

mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

Invoqué al Señor, que es digno de alabanza

y quedé a salvo de mis enemigos.

¡Viva el Señor!¡Bendita sea mi Roca!”

     Proclamamos la palabra de Dios (categoría: Evangelio y su comentario de centroberit.net) y nos dejamos mirar y convertir por Cristo:

     Ama al Señor con todo tu corazón”…”y ama al prójimo como a si mismo”” ¿A qué nos invita hoy este pasaje del Evangelio?

     Tema: La nueva ley es el amor (Libro Dejaos amar por Dios pag. 139-145)

     El amor de Dios es la fuente del amor al prójimo. Dice San Bernardo que “la causa por la cual amamos a Dios es Dios mismo” ¿Por qué nos amamos a nosotros con caridad? Porque somos “imagen y semejanza” de Dios y partícipes de su mismo amor. Pero… ¿Se puede amar a los enemigos? El papa pregunta ¿quieres amar? Actúa ¿Cómo?. 

     Comentamos las preguntas subrayadas anteriormente. 

     Nos despedimos con las Bienaventuranzas de Santo Tomás Moro:

“…Felices los que saben escuchar y callar, porque aprenderán cosas nuevas.

 …Felices los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensable, porque serán distribuidores de alegría.

…Felices los que saben apreciar una sonrisa y olvidar un desprecio, porque su camino será pleno de sol. 

…Felices los que piensan antes de actuar y rezan antes de pensar, porque no se turbarán por lo imprevisible.

…Felices los que saben callar y ójala sonreir cuando se les quita la palabra, se los contradice o cuando les pisan los pies, porque el Evangelio comienza a penetrar en su corazón. 

…Felices sobre todo, ustedes, si saben reconocer al Señor en todos los que encuentran, entonces habrán hallado la paz y la verdadera sabiduría.”

 

Para descargar el documento en .pdf pulse aquí

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *